Los matrimonios ante notario se multiplicaron por nueve en 2016 en términos interanuales en la Comunidad de Madrid, mientras que los divorcios o separaciones han estado cerca de triplicarse.

Según ha indicado el Consejo General del Notariado en un comunicado, cerca de 28.000 madrileños acudieron a una notaría a lo largo del año pasado para formalizar un acto jurídico relacionado con su vida en pareja -capitulaciones matrimoniales, casarse, divorciarse o declararse pareja de hecho-, lo que supone alrededor de un tercio más que en 2015.

La actividad notarial relacionada con la vida de las parejas en la Comunidad de Madrid ha crecido un 30% en 2016 impulsada sobre todo por la celebración de bodas y divorcios. Para explicar este crecimiento en la actividad, el Consejo lo ha achacado a que desde julio de 2015, con la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, los notarios pueden celebrar matrimonios, separaciones o divorcios.

Así, para informar a los ciudadanos sobre la labor que desarrollan los notarios en algunos "aspectos clave" de la pareja, el Consejo General del Notariado ha editado 33.000 folletos informativos que se están distribuyendo en las más de 650 notarías madrileñas, así como un total de 13.822 actos jurídicos relacionados con la pareja (74% capitulaciones matrimoniales, 25% bodas, separaciones o divorcios y un 1% parejas de hecho).