Cabe recordar que una testigo que colabora en la investigación de la trama corrupta en la Policía Local aseguró que Rodríguez y Gijón asistían a fiestas con droga y sexo en una finca propiedad de Cursach o en prostíbulos.