Primark ha retirado del mercado miles de chanclas en Reino Unido por temor a que contengan un producto químico cancerígeno, según informó la BBC.

Ha sido la propia entidad la que ha confirmado esta medida porque "no cumple los estándares habituales".

El producto químico en cuestión es el criseno, en palabras del propio portavoz de Primark, que emplea colorantes que, en principio, se mantiene en niveles muy bajos y por tanto no ponen en riesgo la salud y la seguridad de los clientes.

Las chanclas se pusieron a la venta el pasado mes de enero y desde la empresa han confirmado que el dinero será reembolsado a todas las personas afectadas sin necesidad del comprobante de compra. Además, Primark ha comunicado que ya ha puesto en marcha una investigación.