El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha propuesto este lunes a Pere Soler Campins como nuevo director de los Mossos d'Esquadra, cargo para el que será nombrado oficialmente este martes por el gobierno catalán, en sustitución de Albert Batlle, que ha dimitido por motivos políticos a dos meses y medio del 1-O.

Independentista convencido, Pere Soler ha protagonizado en el pasado acaloradas discusiones en la red social Twitter sobre la independencia de Cataluña, publicando algunos mensajes polémicos en contra de España y de los españoles.

"Espero que nos marchemos ya porque me dais pena todos los españoles", escribió en octubre del año pasado para responder a la cuenta oficial del PSOE, que había informado de que el partido se abstendría en la investidura de Mariano Rajoy.

Meses antes, en junio de 2016, el nuevo director de los Mossos d'Esquadra respondió al periodista Sergi Franch en estos términos durante una discusión sobre Germà Gordó, que recientemente dejó el PDECat por su presunta implicación en el caso de corrupción del 3%: "No hablo de zombies, y menos de zombies españoles. Si España no fuera un país de pandereta, estarían ya investigados y dimitidos".

En 2015, Pere Soler escribió otro polémico tuit, haciendo mención a las cuentas de la Unión Europea en España y de la canciller alemana Angela Merker, en el que ponía en duda que Cataluña se quede fuera de la UE en caso de lograr la independencia, a pesar de que así lo habían dejado claro las principales autoridades comunitarias.

"¿Seguro que no nos querréis? Nos suplicaréis que nos quedemos porque si no, ¿quién os pagará la deuda española? Venga hombre, ¿lo pilláis?"