A sus 85 años, Ken Jacobs (Nueva York, 1933) sigue siendo una de las figuras fundamentales del cine underground a nivel mundial. Pionero del 3D, desde mediados de los años 50 experimenta con el medio a partir de metraje antiguo y desechado o de material nuevo, que ralentiza gracias a uno de sus inventos, la Nervous System Lantern (linterna del sistema nervioso).

Una de estas creaciones, Los invitados (The Guests, 2013) podrá disfrutarse desde hoy y hasta el próximo 12 de noviembre en el Museo Guggenheim de Bilbao. Reconocida por la crítica como una de sus mejores obras, esta película experimental toma como punto de partida uno de los primeros trabajos de los hermanos Lumière, que muestra a los invitados de una boda entrando en una iglesia de París a finales del siglo XIX.

El trabajo de Jacobs, a medio camino entre la artesanía cinematográfica y la magia, consiste en ralentizar de manera extrema la sucesión de fotogramas individuales y duplicar la imagen que aparece en la pantalla con un fotograma de diferencia, alternando del ojo con el que se ve el primer fotograma. De esta manera, cuando se ve la película con gafas 3D, a medida que los invitados pasan de izquierda a derecha, las combinaciones generan imágenes tridimensionales en la mente del espectador. El metraje original de los Lumière pasa del mero documental a un experiencia misteriosa con la imagen.

Con motivo de estas proyecciones, Ken Jacobs visitará Bilbao el 28 de julio para ejecutar su performance The Nervous Magic Lantern, centrada en la experimentación de la imagen en movimiento y realizada junto a su mujer Florence Jacobs, su más íntima colaboradora desde los años 60. A continuación tendrá lugar una charla con el artista.

Una carrera en pro de la experimentación

En 1966, junto a su mujer y estrecha colaboradora Florence, funda uno de los primeros estudios cinematográficos de Estados Unidos abiertos al público La carrera de Jacobs siempre ha estado ligada a la vanguardia y experimentación cinematográfica. En 1966, tras formar parte de los colectivos NY Film-Makers' Cooperative, Jacobs y Florence fundaron uno de los primeros estudios cinematográficos de Estados Unidos abiertos al público, The Millennium Film Workshop.

En 1969 produjo Tom, Tom, the Piper's Son, una película de dos horas de duración basada en un cortometraje de 10 minutos filmado en 1905. Comenzaba de esta forma su 'reciclado' de piezas vintage del cine. Ese mismo año, junto con el director Larry Gottheim, crea el Departamento de Cine, centrado en prácticas de vanguardia, en la Universidad del Estado de Nueva York en Binghamton, donde ejerció como profesor durante más de 30 años.

A mediados de los 70 comenzarían sus experimentos con The Nervous System. Con una configuración de dos proyectores de 16mm en stop motion creaba ilusiones en tres dimensiones, de ahí que se le considere uno de los precursores del 3D. En el 2000 sustituiría este sistema por The Nervous Magic Lantern como dispositivo de proyección, pasando también de la película a la producción digital.