El hombre blanco heterosexual continúa dominando el cine de Hollywood delante y detrás de las cámaras, mientras que las mujeres, las minorías raciales y la comunidad LGBT siguen con escaso protagonismo en los filmes estadounidenses pese al éxito de Moonlight.

Esta es la principal conclusión del estudio divulgado este lunes por la Escuela Annenberg de Periodismo y Comunicación de la Universidad del Sur de California (USC), que tiene en marcha un proyecto que analiza anualmente la diversidad de las cien películas estadounidenses más taquilleras cada año desde 2007, con la excepción de 2011.

Los investigadores han añadido ahora sus hallazgos de 2016, un año en el que, pese a Moonlight, que se llevó el Oscar a la mejor película con un afroamericano homosexual como protagonista, la desigualdad ha seguido reinando en la meca del cine.

De hecho, Moonlight fue la única película con un protagonista LGTB entre las cien analizadas.

Poco diálogo femenino

En lo que a sexos se refiere, de los 4.583 personajes con diálogo de los filmes de 2016 solo fueron mujeres el 31,4%.

Se trata del mismo porcentaje de 2015 y es el dato más alto de la serie del estudio desde 2008 y 2009, dos años en los que el 32,8% de los roles fueron femeninos.

"Los espectadores vieron en 2016 a 2,18 hombres por cada mujer en la pantalla", destacaron los expertos de USC, que lamentaron la escasa mejora de este parámetro, ya que de 2007 a 2016 las mujeres solo aumentaron su presencia en la pantalla en 1,5 puntos porcentuales.

Solo 34 películas de las cien más exitosas de 2016 tuvieron a protagonistas o coprotagonistas femeninasEl estudio subrayó además que solo 34 películas de las cien más exitosas de 2016 tuvieron a protagonistas o coprotagonistas femeninas, y llamó también la atención sobre la diferencia de la representación de la mujer según el género de cada cinta.

Como ejemplo, en las películas de acción y de aventuras las mujeres solo se encargaron del 23,4% del total de roles.

Por otro lado, la discriminación también se dejó sentir tras las cámaras, ya que de los 120 realizadores (incluyendo codirectores) de las cien películas más taquilleras en 2016 solo cinco fueron mujeres.

Blancos

En otro sentido, los personajes de Hollywood continuaron en 2016 siendo mayoritariamente blancos, al alcanzar el 70,8% del total frente al 13,6% de roles de afroamericanos, 5,7% de asiáticos y el 3,1% de latinos.

"En total, el 29,2% de todos los personajes fueron de grupos raciales o étnicos minoritarios, lo que está muy por debajo de lo que muestra el censo estadounidense (un 38,7% de la población corresponde a minorías), así como del público que va al cine" en EE UU (el 49% del total no son blancos), subrayaron los autores del estudio.

Por último, de los personajes analizados en 2016 sólo 51 fueron identificados como miembros de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales).