El actor James Franco ha sido portada de la revista Out por su entrevista, en la que se pueden leer sinceras declaraciones del actor sobre su principal adicción, el trabajo, y la depresión a la que lo condujo.

La revista estadounidense Out acogió al protagonista de The Deuce durante sus días de promoción de la nueva serie del intérprete en una entrevista en la que han "hablado sucio" sobre la industria del porno de Nueva York en los años 70, de la que habla el nuevo proyecto de HBO.

Sin embargo, la entretenida conversación mantenida con el escritor Edmund White dio un repentino giro para Franco al ser preguntado si dejaría la interpretación para trabajar tras las cámaras.

El actor habló sobre aquello que lo motivó a dedicarse a ello cuando tenía 17 años, una edad en la que nació su principal adicción: su trabajo. "Realmente me involucré en ella, se convirtió en mi todo hasta el punto que dejé de socializar", cuenta en unas declaraciones recogidas por El País.

Fue diez años después, relata, cuando fue consciente de su problema: "Cuando tenía 27 años, me di cuenta. 'Tío, lo que tengo es depresión. De cara para fuera mi vida parecía ser muy buena - tenía una carrera, lo tenía todo-pero en realidad me sentía solo y alejado' ".

Tengo una personalidad muy adictiva"

Ahora, tras años de experiencia y varios trabajos como actor y director, a sus 39 años ha encontrado su mejor terapia en el surf y en las clases de hip hop, a las que acude en la Academia de Danza de Hollywood Boulevard.

Franco admitió estar "empezando un nuevo capítulo" de su vida, marcada por su adicción al trabajo y "a otras cosas", que no sustancias, ya que estas las "dejó hace mucho tiempo".

El intérprete y cienasta parece haber dado un nuevo rumbo a su carrera. "Tengo una personalidad muy adictiva", confesaba a la revista, "pero ahora he cambiado mi vida y (el surf) es parte de mi terapia.

James Franco protagoniza y dirige dos episodios de The Deuce, una nueva serie de HBO que se estrenará el 10 de septiembre y que revela el mundo del porno y la prostitución entre los años 70 y 80 en Nueva York.