Fue uno de los combates de boxeo más memorables de la historia del cine: Rocky Balboa derrotaba al malvado boxeador ruso Iván Drago tras un épico combate que servía además para vengar la muerte de Apollo Creed.

Corría el año 1985 cuando Rocky IV se convertía en la película más taquillera de la saga. En 2015 Sylvester Stallone se volvía a meter en la piel de Rocky interpretando esta vez en Creed al boxeador en el papel de entrenador, nada más y nada menos que del hijo de Apollo Creed, muerto tras su combate con Drago.

Ya se prepara Creed 2 y son muchas las especulaciones sobre el argumento del filme, en el que sobrevuela la figura del boxeador ruso. De hecho, en declaraciones a TMZ Stallone afirmó: "Sabéis que tengo que golpear a Drago otra vez", cuando le preguntaron si éste personaje volvería a la ficción.

Así, más de 30 años después de su enfrentamiento, Drago (interpretado por el actor sueco Dolph Lundgren, aún en activo y en forma) podría enfrentarse de nuevo con Rocky.

Sin embargo, ya pudimos ver recientemente a Sylvester Stallone y Dolph Lundgren juntos en la pantalla, en la película Los Mercenarios 3, en la que ambos interpretaban a veteranos soldados en una peligrosa misión.