Teresa Lozano, actriz que participa en la comedia Ligones que se estrenó el pasado 28 de julio, ha renunciado a "promover o lucrarse" con el filme al entender que "intenta legitimar conductas violentas con la mujer", entre ellas la violación, legitimándolas mediante el humor.

En un texto escrito en Facebook, Lozano asegura que en Ligones hay una escena de violación a "una chica inconsciente" -que la actriz explica también en su publicación-, resaltando que "hay ciertos límites que no se pueden sobrepasar". Pese a no descartar su "responsabilidad", justifica que su entrada en la película fue " de un día para otro" al haber abandonado la otra actriz protagonista el rodaje, por lo que no pudo leerse al completo el guión.

En relación a esa escena, en la que uno de los protagonistas mantiene relaciones sexuales con una joven inconsciente, Lozano afirma que cuando la vio en la gran pantalla, "no daba crédito". "Nunca imaginé que una comedia pudiera llegar tan lejos. Porque eso no es comedia, es una barbaridad. Intentar que una violación sea graciosa es una salvajada y si una mujer está inconsciente y solo balbucea, no se la puede tocar", ha criticado.

Tras quedarse "en shock", la intérprete reconoce que se vio "formando parte de algo" que detestaba e incluso varios compañeros se le acercaron para decirle que la escena les "había recordado al caso de la violación de San Fermín". "Es denigrante y peligroso mostrar este tipo de conductas violentas y legitimarlas", ha apuntado.

Lozano ha asegurado que habló con el director de la película, José Texeira, para mostrar su desacuerdo con esta escena, si bien el realizador la defendió con argumentos "bochornosos". "Me da pánico pensar que un grupo de chavales puedan ir a ver la película y piensen que violar a una mujer inconsciente es tener sexo con ella, que tienen derecho a hacerlo, que no pasa nada y hasta puede que ella lo disfrute", ha concluido.