El consejero delegado de Lionsgate, la productora responsable de las sagas de películas de Los Juegos del Hambre y Crepúsculo, ha asegurado que si las autoras de ambas historias lo autorizan, podrían hacerse nuevos filmes.

El directivo, Jon Feltheimer, aseguró que ambas sagas "tienen muchas más historias que contar", por lo que podrían rodarse nuevas películas, aunque no serían continuaciones de las historias precedentes, sino spin-offs, precuelas o narraciones que ampliaran el universo de estas taquilleras franquicias.

La productora está lista para poner en marcha proyectos nuevos, según declaró Feltheimer, pero necesitan el visto bueno y la autorización de la autora de Crepúsculo, Stephenie Meyer, y de la creadora de Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins.

Los promotores creen que es importante no demorar mucho los lanzamientos de estas nuevas películas, pues quieren atraer al público de las primeras entregas que, aunque hayan crecido y no sean ya su público objetivo, aún quieran ver nuevos lanzamientos de estas dos sagas.

La primera película de Crepúsculo se estrenó hace ya casi nueve años, en 2008, y le siguieron cuatro títulos más y en el caso de Los Juegos del Hambre se estrenaron sus cuatro partes entre el 2012 y el año 2015.