Por ello, ha calificado esta situación de "nueva chapuza" por parte del equipo de gobierno (PSOE, Podemos y NC), así como de "inestabilidad e inseguridad jurídica" para el servicio de la Guagua Turística, según informó el PP en nota de prensa.

Cardona matizó que el 25 de mayo de 2017 venció el contrato de concesión de servicio público de transporte de la Guagua Turística, que desde mayo de 2007 se mantenía en vigor con una duración de 10 años. Sin embargo, criticó que "nadie" del Gobierno local sacara un nuevo concurso de concesión antes de este vencimiento o renovara el contrato por un año más de prórroga.

En este sentido, añadió, que la opción de prórroga, de hasta un máximo de cinco años más, estaba permitida por el concurso público de entonces, por lo que acusó a los miembros del actual equipo de gobierno del "despiste habitual" que tienen "mientras la casa está sin barrer".

"Ni ha habido concurso nuevo en tiempo y forma, ni prórroga del actual servicio, lo que ha dejado a la Guagua Turística a los pies de los caballos. Ante la situación actual, caracterizada por una flagrante irregularidad, cualquier operador de transporte puede denunciar que la Guagua Turística está operando sin marco contractual, sin amparo legal o sin concesión autorizada", apuntilló.

Esto, dijo, hace que cualquier empresa del sector puede exigir la interrupción del servicio hasta la adjudicación de una nueva concesión o, incluso, puede pedir operar en "igualdad de condiciones irregulares".

Cardona consideró que "no hay justificación alguna para un despropósito así, más allá de tener un concejal de Turismo -Pedro Quevedo- centrado en la presidencia de comisiones nacionales y ejerciendo el voto 176, sin importarle un ápice sus obligaciones locales", al tiempo que también acusó al alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, de que "aún no se ha enterado de qué va la responsabilidad que ostenta y lo que tiene entre manos".

Añadió que lo ocurrido con "algo tan esencial" como la Guagua Turística, que apuntó es "el 'abc' para cualquier concejal de Turismo, evidencia la ausencia absoluta" de gestión de la ciudad.

"Se está viviendo de las rentas de todo lo sembrado anteriormente en materia turística sin que se ponga ni una sola semilla nueva para el futuro, con un concejal que se atreve a dar lecciones en entrevistas de cómo regular el alquiler vacacional sin tan siquiera enterarse que se vencía el contrato más esencial en materia turística de la ciudad", dijo.

Finalmente, aseguró que la situación actual del servicio de la Guagua Turística "es tremendamente complicada" porque, afirmó, que sin concesión en vigor "se coloca a la empresa concesionaria sin marco contractual, sin obligación de abonar canon alguno al Ayuntamiento, sin obligación de prestar el servicio o, lo que es aún peor, sin posibilidad de prestarlo de forma reglada, legal y en exclusividad".