Bianchi es organista de la basílica de St. Paul en Cantú (Italia) y de la iglesia anglicana de Lugano (Italia), y tiene en su haber más de dos mil conciertos. Por su parte, Piazzi ha interpretado toda la literatura escrita para trombón solista y para trombón y órgano.

En el repertorio elegido el protagonismo mayoritariamente lo lleva el siglo XX, con piezas de hasta cuatro compositores vivos y algunas populares, ha informado el santuario de Torreciudad en una nota de prensa.