La compañía apuesta, desde hace años, por los productos frescos y más concretamente, por la fruta y verdura de proximidad, algo que se ha puesto de manifiesto nuevamente durante la reciente campaña de cereza de Aragón.

La cereza de Aragón ha tenido muy buena acogida entre los clientes de Mercadona, que la han tenido disponible durante la campaña en todos los supermercados que la compañía tiene en la península.

Durante el pasado año, la empresa y sus interproveedores han continuado fortaleciendo el desarrollo de la Cadena Agroalimentaria Sostenible de Mercadona (CASPOPDONA) de la mano de los sectores agrícola, pesquero y ganadero con el objetivo de reforzar y poner en valor el sector primario.

Mercadona mantiene relación comercial con 200 pymes aragonesas y en 2016 ha realizado compras a proveedores de la región por valor de 505 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento del 27 por ciento respecto al año anterior. Asimismo, junto con sus fabricantes interproveedores, ha invertido 15 millones de euros en Aragón.

Mercadona mantiene su apuesta decidida por Aragón, donde ya cuenta con 44 tiendas (30 situadas en Zaragoza, 10 en Huesca y 4 en Teruel), y una plantilla de 2.163 personas con empleo estable y de calidad.

Dentro de su responsabilidad social corporativa ha donado 206,7 toneladas de productos de primera necesidad gracias a su colaboración con los Bancos de Alimentos de Zaragoza, Huesca y Teruel, con los comedores sociales de El Carmen, San Antonio, El Refugio, Casa Familiar Nuestra Señora de los Ángeles en Zaragoza y la Cruz Blanca en Huesca y los pisos tutelados que Caritas tiene en Monzón y Binéfar.