De todos modos, permanecen en situación de prealerta por dicho fenómeno Gran Canaria e islas occidentales, según informó el Gobierno regional en nota de prensa.

Al respecto, matizan que con la situación de prealerta se estima que no existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta o localización de alta vulnerabilidad. Por ello, indican mantienen el aviso a los cabildos, ayuntamientos y otras instituciones para que sus efectivos de emergencias continúen prevenidos, ante un posible cambio del fenómeno meteorológico, hasta que la Dirección General de Seguridad y Emergencias de por finalizada la situación declarada en base al PEFMA.