Fueron los agentes de la Comisaría de Policía Nacional en Alcantarilla quienes se percataron, hace algunas semanas, de un repunte en los robos con fuerza sobre vehículos, concretamente sobre camiones a los que les habían extraído sus correspondientes baterías.

Se iniciaron así diversas pesquisas que permitieron localizar el vehículo empleado por el ladrón para desplazarse al lugar del robo e identificar así al autor de los hechos.

El ladrón estacionaba en lugares aislados y de escasa vigilancia como polígonos industriales y vías de servicio. Aprovechaba las horas nocturnas para abordar los camiones de la zona; fracturaba el compartimento donde se alojan las baterías de esta clase de vehículos; cortaba los cables y sustraía las mismas.

Las baterías de los camiones pesan entre 50 y 55 kilogramos cada una -suelen llevar dos- y su precio de mercado es elevado. Estas baterías son ricas en plomo y el ladrón las vendía a establecimientos de reciclaje de metales y chatarrerías logrando beneficios.

Con este arresto se han logrado esclareces numerosos delitos de esta naturaleza cometidos en Alcantarilla y localidades limítrofes. El detenido ha pasado este viernes a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

El operativo policial ha sido desarrollado por la Policía Nacional a través de su Comisaría en Alcantarilla dependiente de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.