IU Castilla-La Mancha y el Partido Castellano (PCAS) han presentado este viernes 23 enmiendas parciales, de manera conjunta, al Proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha de 2017, que esperan que "sean recogidas" por los grupos parlamentarios de las Cortes y que se lleven a debate, entre las que destaca la petición de una "auditoría externa" de la deuda de la Comunidad Autónoma.

Así lo han apuntado el responsable de Acción Política de IU en Castilla-La Mancha, Txema Fernández, y la miembro del Consejo Nacional del PCAS Marina Llópiz antes de presentar el documento que han elaborado conjuntamente en las Cortes regionales debido a que, su parecer, "este debe ser el camino, el de las uniones que propicien políticas de cambio".

Por parte de IU, se recogen 17 enmiendas que ya se presentaron al anterior proyecto rechazado en el mes de abril porque consideran que "incluso en algunos aspectos, estos presupuestos han empeorado", por lo que sostienen que si IU estuviera en el Parlamento regional habría presentado una "enmienda a la totalidad" a estas cuentas.

"Esperamos que el nuevo vicepresidente tenga en cuenta a la tercera fuerza política de Castilla-La Mancha en sus enmiendas", ha reclamado Fernández, que ha explicado que el contenido de algunas de estas propuestas está vinculada a la deuda de la región, "de 1.755 millones de euros que se va a pagar sin saber si se tiene que pagar o no".

SIN AUDITORÍA

"Nadie ha hecho una auditoría de cuentas para ver si tenemos que pagar o no la deuda, y creemos que deuda que se paga es profesor que no se contrata, sanitario que no se contrata", ha reivindicado el responsable de Acción Política de IU en la región, al tiempo que ha criticado que, a pesar del anuncio de la Junta de la inclusión del pago del verano al profesorado interino, "solo van a estar contratados todo el año los que trabajen más de cinco meses y medio a jornada completa, mientras que la gran mayoría de esta región tienen un tercio de jornada".

En este sentido, ha manifestado el deseo de IU para que la enmienda con la que proponen realizar una "auditoría externa" de la deuda redunde en una dotación, "con lo que no correspondería pagar", "destinada a políticas sociales" en materias como sanidad, educación o para la lucha contra la violencia machista, para lo que proponen dotar a la futura ley en este ámbito con "casi 2 millones de euros" que reducirían de diversos servicios de la Administración regional.

Otra de las medidas que proponen IU y el PCAS sería la reducción de, al menos, una hora semanal de la asignatura de religión en los centros educativos, "ya que ahora se pueden tener incluso dos horas de esta materia a la semana", para destinar el ahorro que supondría reducir el sueldo a los profesores de religión a ayudas para el transporte escolar y los libros de texto.

CAMBIO CLIMÁTICO

Además, otra de las medidas se refiere a participación ciudadana y otra a cambio climático. Sobre esta última ha señalado que "en el mes de abril teníamos una partida de 1,8 millones para la defensa del cambio climático, y ahora tenemos 1,5 millones. Nos ha sorprendido que en este verano atroz que estamos sufriendo de temperaturas extremas, producto probablemente de este cambio climático, Castilla-La Mancha se desmarca reduciendo las políticas de investigación en este cambio climático", ha recriminado Fernández en relación a otra de las enmiendas parciales presentadas.

"Estas enmiendas tienen un modelo distinto de región, un modelo en el que ponemos por delante a la mayoría social y no los sillones, los cargos o las políticas que vislumbran al entrar en el Gobierno de este Podemos que ha decidido entrar", ha puntualizado el representante de IU.

CULTURA, EMPLEO Y ARTESANÍA

Otras de las enmiendas se refiere a cultura y patrimonio, como la dedicación presupuestaria que quieren que se haga en la Venta de Borondo, en el término municipal de Daimiel (Ciudad Real), "un parque arqueológico de referencia en la región que no cuenta con un solo euro", han lamentado, "como tampoco lo tiene el Castillo de Peñas Negras en el municipio toledano de Mora o la red de bibliotecas públicas".

También los dos partidos han acordado reclamar un plan de empleo juvenil dotado con 6 millones de euros con el que la Junta "asegure que tenga las garantías suficientes para que se hable de empleo y no contratos". En este sentido, han rechazado también "rotundamente" la ley que se presentó este jueves en las Cortes y que "permite la consolidación de niveles y complementos a funcionarios a personas que trabajen en la Administración y no para la Administración".

Por su parte, la representante de PCAS, que ha afirmado "estar de acuerdo con todas las propuestas de IU", ha señalado que su grupo ha elaborado ocho enmiendas parciales, algunas de ellas fusionadas con las de IU, con las que apuestan por fomentar el desarrollo rural a través de la artesanía, dotada con "dos millones de euros" para el fomento de este sector.

Asimismo, el PCAS propone proporcionar "microcréditos" al medio rural para fomentar el empleo, un plan para acabar con las listas de espera en la sanidad o una partida destinada a acabar con el maltrato animal en la región. "Lo que realmente nos interesa es que alguien se tome la molestia de mirar estas enmiendas y que la gente pueda tener acceso a la educación, sanidad, empleo y se tengan las mismas posibilidades si se vive en un pueblo o en una ciudad", ha aseverado Llópiz.