También se ha aumentado el crédito de las subvenciones para el funcionamiento de las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional en estos centros. El presupuesto de las ayudas a estas unidades ha crecido en 175.000 euros, por lo que el importe total convocado para este ejercicio asciende a 775.000 euros.

Para solicitar estas subvenciones se ha establecido un nuevo plazo de diez días desde la fecha de aparición en el BOA -Boletín Oficial de Aragón- de la orden de ampliación del presupuesto, publicada este miércoles, 9 de agosto.

Las ayudas destinadas a fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad en los Centros Especiales de Empleo comprenden ayudas tanto para sufragar el coste salarial correspondiente a los puestos ocupados por este tipo de trabajadores como para adaptar los puestos de trabajos, dotar de equipos de protección o eliminar barreras y obstáculos.

Por su parte, el objetivo de la segunda línea de subvenciones es potenciar al funcionamiento de las Unidades de Apoyo a la Actividad Profesional de los Centros Especiales de Empleo. Estas ayudas financian los costes laborales y de Seguridad Social derivados de la contratación indefinida del personal trabajador de esas unidades de apoyo, que están incluidas entre los servicios de ajuste personal y social prestados a los trabajadores con discapacidad por los centros especiales de empleo.

Los Centros Especiales de Empleo, donde al menos el 70 por ciento de la plantilla son trabajadores con discapacidad, se conciben como una figura de empleo protegido, cuyo objetivo principal es asegurar un trabajo remunerado para los aragoneses con discapacidad. Más de 2.000 trabajadores con discapacidad en estos centros se beneficiarán de las ayudas convocadas.