Según ha explicado el Govern en una nota informativa, a partir de este momento, el Ayuntamiento iniciará los trámites en el Patronato de la residencia para poder firmar el convenio de concertación con el ejecutivo balear.

Para el alcalde, esta concertación "permitirá liberar la parte que hasta ahora se utiliza para financiar otros recursos, tales como la compra de mobiliario sociosanitario, o aumentar la calidad de los servicios".

Por su parte, Santiago ha valorado la predisposición del Consistorio y ha considerado "importante" dar los mismos servicios asistenciales a toda la ciudadanía, independientemente del lugar de residencia.

Con esta incorporación se podría completar la red de dependencia en Baleares y aumentar las ya 333 plazas disponibles en la actualidad.