Esquerra Unida en Baleares (EUIB) ha defendido que la formación independentista Arran "no merece ser criminalizada" por las acciones contra el turismo de masas, y ha destacado que el sector turístico debe superar el modelo de sol y playa y someterse a criterios de sostenibilidad ecológica.

Así lo ha comunicado la formación política este viernes en un comunicado en respuesta a la sanción de 1.200 euros propuesta por la Delegación del Gobierno al responsable del acto de Arran contra un restaurante del Moll Vell de Palma.

EUIB ha comentado que la "dependencia absoluta en este sector" genera desequilibrio productivo, temporalización del trabajo, aumento de la presión ambiental, y especulación del suelo y la vivienda, entre otros.

La "excesiva" atención mediática que han recibido los actos de Arran en Baleares y Cataluña ha hecho que se ponga en debate el modelo turístico actual y que se critique "al modelo europeo" que reduce a las Islas a ser la "playa de Europa".

Según ha declarado la formación, el término "turismofobia" es "una habilidosa estrategia de la derecha por ningunear las propuestas de transformación y superación del modelo, del cual hay ríos de tinta escritos desde las universidades".

Asimismo, EUIB ha aclarado que no olvida que el turismo es "la principal industria" que conforma el tejido empresarial y el principal motor económico de las Islas.

Por último, la formación ha denunciado que empresarios siguen "abriendo establecimientos sin licencia, contratando en precario y en negro, mientras la alarma social por un turismo de borrachera no para de crecer", y la presión ambiental dejará "lesiones cada vez más irreversibles sobre el medio y el territorio".