Mallada, en declaraciones a los medios de comunicación desde el stand de Hunosa en la Feria Internacional de Muestras de Asturias, en el recinto ferial gijonés 'Luis Adaro', ha aludido a los datos recientemente conocidos sobre que la producción de energía a partir del carbón supera a la de otro tipo. Es por ello, que ha insistido en que la apuesta por el carbón en el mix enérgetico nacional es "buena noticia".

Ha señalado, por otro lado, que Hunosa, al margen de la actividad minera, tiene otro tipo de actividades, como es lo que tiene que ver con otras energías, geotermia o biogás por ejemplo, pero también con la venta de patrimonio industrial y la protección de este, así como ponerlo en valor. Ha citado, a este respecto, el caso del pozo Sotón o

el ecomuseo de Samuño. Por todo ello, ha considerado que todas estas actividades darán futuro a Hunosa.

Ha incidido, no obstante, en que el mayor coste para la empresa lo suponen los costes excepcionales, los que no tienen que ver con la actividad productiva. De hecho, ha apuntado que el 76 por ciento de los costes en 2016 fueron excepcionales, como lo fueron los siete millones de euros de gasto del bombeo agua se tenga o no actividad.

También se ha referido al mantenimiento del patrimonio, a lo que ha destacado que Hunosa tiene el 20 por ciento del suelo industrial de Mieres y ha mencionado todos los bienes interés cultural y otras catalogaciones que tienen. A esto ha sumado el coste de las prejubilaciones de la minería, algo de lo que Hunosa se tiene hacer cargo.

Por otro lado, ha señalado que todavía está sin resolver la convocatoria de ayudas para costes excepcionales, por lo que no saben la cuantía que les corresponderá. De cara al segundo semestre del año, Mallada ha avanzado que seguirán con la diversificación, con todas las actividades que tienen para asentarlas y que sean una garantía para la empresa.

No ha entrado a opinar, eso sí, sobre el problema del Montepío, ya que, según ella, no tiene que ver con la empresa, aunque ha supuesto que ellos la estarán intentando resolver, ha apuntado la presidenta de Hunosa.