Los progenitores del bebé, que habían pasado esta mañana ha disposición judicial y se habían cruzado sendas denuncias por un presunto abuso sexual de la madre sobre la menor, por un lado, y por presuntos malos tratos del padre sobre ella, por otro, se encuentran ya en el centro penitenciario de Villanubla, según las mismas fuentes.

Los padres fueron detenidos después de que la pequeña ingresase el miércoles en el hospital Clínico de Valladolid. A primera hora de la noche, tanto la Fiscalía de Menores como los Servicios Sociales intervinieron para proceder a la retirada de la custodia de la bebé, de 12 meses que está bajo la tutela de la Junta.

El subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, explicó este jueves que el bebé no presentaba signos de abusos sexuales y se encontraban "en perfectas condiciones".