Con estas declaraciones ha respondido a la Xunta, que en un comunicado remitido este viernes reprobó que el Ayuntamiento de Nigrán no informase a la población con carteles de estos episodios de contaminación en el agua registrados entre los días 7 y 10 de agosto.

Según han informado fuentes municipales a Europa Press, el Ayuntamiento tuvo conocimiento del vertido después de que la Xunta le notificase a última hora de la mañana del miércoles, día 9, los resultados negativos de las analíticas. Tras ello, se buscó la raíz del problema y "esa misma tarde se atajó".

En concreto, han indicado que se revisó "arqueta por arqueta" hasta averiguar que la avería se produjo en las inmediaciones de la rotonda de Playa América donde se ubica la oficina de turismo -glorieta que une las avenidas Castelao y Canido y la calle Arquitecto Palacios-.

Con ello, estas fuentes han manifestado que al día siguiente -jueves día 10- el ayuntamiento, a través de la concesionaria Aqualia, realizó nuevas analíticas que dieron resultados correctos "demostrando que quedó solucionado" el problema, han explicado.