Esta medida afecta especialmente a quienes hubieran solicitado permiso para acampar en dicha zona o hacer uso de las instalaciones de la zona recreativa este fin de semana, ya que una vez rebajada la declaración de alerta se podrá disfrutar de las instalaciones sin mayores restricciones que las aplicables al resto del verano, según informó el Cabildo en un comunicado.

En concreto, en montes y zonas forestales, hasta el 30 de septiembre, continúan prohibidas las quemas agrícolas o de residuos forestales y los fuegos artificiales, así como el uso de fuego y barbacoas portátiles en áreas recreativas, zonas de acampada y albergues.

Asimismo, se recomienda extremar las precauciones al utilizar radiales y demás maquinaria agrícola por ser "una de las principales causas de incendios por imprudencia".

Sin embargo, tras rebajarse la alerta, en cualquier área recreativa de Gran Canaria está permitido utilizar las barbacoas de mampostería habilitadas en cada zona, así como las bombonas de gas de menos de 13 kilogramos en las zonas acondicionadas y debidamente señalizadas. El uso del fuego en labores de carboneo tradicional y apicultura en zona forestal solo está prohibido durante la alerta.

Por último, el Cabildo recuerda que desde el 1 de julio y hasta el 30 de septiembre, la isla de Gran Canaria se encuentra en época de alto riesgo de incendios forestales, por lo que es necesario extremar las precauciones en todo momento y, en caso de detectar cualquier posible conato o columna de humo avisar lo antes posible a los servicios de emergencia para facilitar una intervención temprana.