Según la información de la Xunta, el fuego, que comenzó poco antes de las 15,00 horas del jueves en la parroquia de Lebozán, quedó controlado pasadas las 19,00 horas de este viernes.

En las labores de extinción participan ocho agentes, 28 brigadas, 15 motobombas, cinco palas, 14 helicópteros y cinco aviones. Según las estimaciones actuales, la superficie calcinada es de 36 hectáreas.

Por otra parte, a las 14,07 horas de este viernes ha quedado extinguido el incendio de Maside (Ourense), que se inició a las 13,26 del jueves en la parroquia de Garabás y que calcinó unas 41 hectáreas, de las que 36,2 son de arbolado y el resto de monte raso.