Los hechos sucedieron a las 15,48 horas del pasado jueves, a la altura del kilómetro 14 de la carretera PO-551, en el lugar de A Graña (Bueu).

Las gestiones realizadas por los agentes concluyeron con la localización del piloto, un joven de 25 años vecino de Bueu, que está siendo investigado por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial. En su declaración, alegó que había lavado la moto y la estaba "secando".

La Guardia Civil ha recordado que rebasar la velocidad permitida legalmente conlleva una infracción administrativa y una multa. Además, a partir de cierta velocidad, el hecho se tipifica como delito en el Código Penal.