"No podemos más que calificar este tipo de acciones de execrables; propias de auténticos delincuentes más que de empresarios", han señalado en un comunicado.

En este sentido, CCOO ha recordado que dispone de un teléfono (971 122 700) al que los trabajadores pueden dirigirse para denunicar estos abusos de forma anónima.

Por último el sindicato ha animado a denunciar incumplimientos de la legislación laboral para evitar situaciones como la conocida este sábado y ha pedido a la Administración que no cese en la acción inspectora.