En concreto, las zonas que se encuentra en prealerta roja son la Depresión del Jalón, Moncayo y Aranda, Rodeno y Somontano Occidental, donde se pueden registrar incendios de superficie de alta intensidad con antorcheos y, ocasionalmente, incendios de copas, siendo de superficie de media o alta intensidad en el resto.

Los principales factores de propagación serían la topografía y la convección. La mayor disponibilidad de los combustibles se localiza, principalmente, en algunas áreas del centro y norte de la Comunidad donde ya están totalmente disponibles los finos, medios y gruesos muertos, así como los vivos de alguna especies.