En el incendio trabajaban desde ayer medios aéreos y terrestres para apagar un fuego que alcanzó a primera hora de la mañana el nivel 1 de peligrosidad, al llevar activo más de doce horas.

El fuego se originó a las 22.59 horas del viernes y en el operan dos agentes medioambientales, un helicóptero, dos aviones de carga, una brigada helitransportada, un bulldózer, dos autobombas, dos cuadrillas de tiera y una dotación de bomberos de la Diputación.

Además, la Junta ha dado por controlado los incendios de Navaluenga (Ávila), Carucedo y Ábano (León).