Asimismo, esta declaración plantea la necesidad de la renovación de las calderas individuales o colectivas de tecnología obsoletas (no compactas) y la ubicación de dispositivos de seguridad vinculados a las conducciones e instalaciones de gas.

Asimismo, pide que la normativa que regula la Inspección Técnica de Edificios (ITE) recoja la obligación del técnico inspector de notificar las ausencias, eficiencias o retrasos en el cumplimiento de la normativa reguladora de las instalaciones de gas, tanto al Ayuntamiento como al departamento sectorial correspondiente (en este caso al Servicio Territorial de Industria).

Otra de las peticiones es que que se mantengan las subvenciones dirigidas al cambio de calderas obsoletas por razones de seguridad y estudiar el posible aumento de la cuantía, en función delas disponibilidades presupuestarias, son otros de los puntos que incluye la declaración.

Por último, pide que se impulse la firma de convenios de colaboración con las compañías distribuidoras y comercializadoras de gas, para difundir la cultura de la seguridad y en el marco de futuros convenios, acordar que se pueda impartir formación de seguridad en situaciones de emergencia a los agentes de las entidades locales, tales como bomberos y policía local, en colaboración con las compañías distribuidoras y comercializadoras de gas.