Así lo ha expresado Fernández instantes antes de participar en un acto en el PP de Palencia, dentro de la actividad que desarrolla la vicesecretaría de Políticas Sociales y Sectoriales del partido en el que abordará la problemática actual de Cataluña y el desafío secesionista.

Según Fernández, se trata de un movimiento más del expresidente y sus "secuaces" en la tendencia hacia la "grotesco" a la que tienen acostumbrados a la población, como ya hicieran cuando fueron a sacar 155 euros para hundir la economía catalana.

Así, ha aseverado que Puigdemont se ha ido a Bruselas a "hacerse la víctima"

y a contar que vive en una dictadura, ya que no se puede pedir asilo a Bélgica porque no existe esa figura entre socios comunitarios, ha asegurado.

"Mientras su partido comunica que se va a presentar a las elecciones de la Dictadura" ha añadido, por lo que para el portavoz del Parlamento catalán ya es un "problema de psicoanálisis y no político".

En este sentido se ha referido a la CUP, que también "ha anunciado que se va a presentar a las Elecciones" después de afirmar que "España es un país extranjero" y de reconocer la independencia de Cataluña. Fernández ha manifestado que entra "dentro de su línea" porque "hablan un lenguaje que para el resto de la gente sensata es difícil de entender".

Por otra parte, el portavoz popular ha querido contestar a la candidata a las elecciones por Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien ha pedido a los partidos constitucionalistas que se apoye la lista más votada.

Alejandro Fernández ha indicado que la petición se mira "con interés", si bien ha reprochado a la formación naranja de no haber "respetado a la fuerza más votada en España" cuando pactaron con Pedro Sánchez y de "ponerse nerviosos" cuando llegan las elecciones. "Si lo hacemos lo hacemos para todo" ha añadido antes de recordar que se habrían evitado unas segundas elecciones en España y dar un "espectáculo bochornoso".

Así, Fernández ha apuntado que ahora el objetivo es "derrotar a los nacionalistas" y no de hacer propuestas que no tocan ya que lo más importante es pensar "como ganar las elecciones" porque ha llegado el momento de que "el nacionalismo pase a la oposición".