Aunque había un punto más en el orden de día del Consejo, finalmente no ha tenido cabida en el mismo por lo que el presupuesto para 2018 ha sido el único asunto tratado.

Dicho presupuesto se destinará al mantenimiento de la estructura de funcionamiento la entidad, el tratamiento de los residuos de empresas asimilables a domésticos a través de una partida de ingresos y gastos e, igualmente, con una partida de ingresos y gastos, la recogida de residuos plásticos ganaderos (40.000 euros).

El objeto del Consorcio es la gestión directa o indirecta del servicio de tratamiento de residuos sólidos urbanos, en orden a la protección del medio ambiente y, en su caso, al aprovechamiento de los mismos, mediante la adecuada recuperación.

Comprende además, las operaciones de mantenimiento de las estaciones de transferencia, almacenamiento, traslado, tratamiento y eliminación de los residuos.

Asimismo, podrá realizar cualquier servicio relacionado con el medio ambiente, y con los vertidos urbanos, incluyendo el establecimiento de plantas de transformación para reutilización, recuperación o reciclaje de residuos sólidos urbanos.

También podrá realizar el tratamiento de residuos sólidos urbanos que esté dentro del objeto señalado a personas o entidades públicas o privadas que lo soliciten y así se acuerde, mediante el abono de la tarifa correspondiente.