En declaraciones a los medios, el responsable del sector de Justicia de la CIG, Jesús H. Sánchez, ha atribuido las movilizaciones previstas a la "falta de negociación" de la Xunta para paliar la "discriminación" que sufren los empleados públicos del ámbito judicial en Galicia con respecto a los del resto del Estado.

"Estamos cansados de que la Xunta no dé respuestas concretas a nuestras demandas", ha sentenciado el sindicalista, tras plantear entre sus reclamaciones el complemento transitorio autonómico, la supresión del descuento salarial durante la baja y la consolidación de puestos de refuerzo estructurales que llevan "más de tres años" vigentes. Frente a ello, ha denunciado la "amortización" de 106 plazas desde el año 2013.

Por su parte, el portavoz de En Marea, Luís Villares, ha considerado "inaceptable" que se mantenga esta situación y ha requerido que se recuperen los salarios de los empleados judiciales y que se mejoren sus condiciones de trabajo. "Son quienes hacen que las tramitaciones sean ágiles y funcionen, supliendo muchas veces las carencias del sistema informático", ha señalado.

Dicho esto, ha opinado que "no es casual" que la Justicia sea "la hermana pobre de la recuperación económica", sino que al PP "le interesa que funcione de forma lenta". Y es que, ha apuntado, en Galicia cada año se abren "más de 200 investigaciones judiciales por corrupción, que afectan mayoritariamente" a los populares.

Finalmente, tras censurar que los jueces no sufran descuentos en su nómina en caso de baja y sí el resto del personal judicial, Villares ha dado cuenta de que En Marea ya presentó enmiendas a los presupuestos del año próximo para que se mejoren las condiciones retributivas de estos trabajadores. Desde el convencimiento de que "es momento de apostar decididamente" por la administración de Justicia, el magistrado en excedencia ha señalado que el PP podrá apoyar sus enmiendas si tiene "voluntad".