El juez del Supremo Pablo Llarena ha pedido un informe a la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela antes de decidir si asume también la causa por rebelión y sedición contra los exmiembros del Govern de Cataluña y los responsables de Anc y Omnium.

Llarena investiga, de momento, a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros miembros de la Mesa del legislativo autonómico, a los que ha dejado en libertad bajo fianza. Los miembros del Govern cesado que declararon ante Lamela, incluido el exvicepresidente Oriol Junqueras, están, sin embargo, en prisión preventiva incondicional, al igual que los Jordis.

El juez del Supremo ha solicitado a la juez Carmen Lamela que en el plazo de 5 días le informe sobre los aspectos fácticos, procesales e investigativos de ambos procedimientos.

Además, Lamela preguntará al fiscal y a los abogados de los imputados sobre cuál es su posición sobre la posibilidad de acumular ambos procedimientos en el Supremo y les conminará a que hagan llegar sus escritos al alto tribunal.

De hecho la defensa de Forcadell y de la miembro de la Mesa Ana Simó, ejercida por el mismo abogado que defiende a Junqueras, Andreu Van Der Eynde, ya ha pedido al Supremo que acumule ambas causas.

La pasada semana, Llarena dictó otra providencia en la que reclamaba al TSJ de Cataluña la investigación sobre Forcadell y los demás miembros de la Mesa, un primer paso a lo que podría suponer la acumulación de todos los procedimientos sobre la independencia de Cataluña en uno solo.