Los grupos del Congreso de los Diputados, salvo el PP, se han mostrado a favor de modificar la ley de rectificación registral para que los menores transexuales puedan cambiar su nombre y su sexo y para que se elimine el requisito de presentar informes médicos a tal efecto.

El Pleno ha debatido este martes si contempla la proposición de ley socialista que busca cambiar la Ley 3/2007 de rectificación registral de las personas transexuales. Todos los grupos, a excepción del PP, han adelantado que la apoyarán.

El texto presentado por el PSOE pretende introducir tres cambios sustanciales en la legislación.

El primero, que los menores transexuales puedan cambiar su nombre y su sexo en el Registro Civil: si tienen 16 años o más podrían presentar la solicitud ellos mismos, mientras que por debajo de esa edad serían sus progenitores quienes solicitaran el cambio.

ERC y Podemos apoyan la tramitación de esta reforma, pero piden una ley integral de la transexualidad La segunda modificación de la ley pasaría por "despatologizar" la transexualidad, es decir, acabar con el requisito de presentar informes médicos o psicológicos para demostrar la identidad sexual. De esta manera, la autodeterminación personal sería el único requisito necesario.

Por último, los socialistas pretenden que los residentes transexuales extranjeros puedan modificar su nombre y sexo tanto en la tarjeta de residencia como en el permiso de trabajo.

Es una reforma "necesaria", ha incidido la diputada socialista María Dolores Galovert, es "urgente reconocer el derecho a la identidad sexual de los menores" porque, ha continuado, "si no tienes derecho a ser tu mismo es muy difícil que seas feliz".

"El nombre, la identidad, lo que define al ser humano es esencial, por eso exigimos su respeto", ha subrayado el diputado de Ciudadanos Miguel Ángel Garaulet, de manera que mientras no se permita a menores y extranjeros determinar su identidad se estará "legitimando la discriminación".

Sin embargo, desde el PP, María del Carmen Dueñas ha dicho que su grupo no puede apoyar la proposición "tal y como está planteada" porque considera que no garantiza la seguridad jurídica de los menores. Además, ha destacado que esta ley no debería incluir a los extranjeros, ya que se refiere al Registro Civil.

Aunque desde ERC y Podemos han apoyado la tramitación de esta reforma, han reclamado la puesta en marcha de una ley integral de la transexualidad que luche contra la transfobia y aborde las necesidades de este colectivo tanto en el ámbito educativo como en el laboral y el sanitario.

"Debemos superar una sociedad heteronormativa y binaria para poder ser libres de ser quien somos independientemente del sexo que se nos asignó al nacer", ha aseverado la diputada de ERC Teresa Jordà.

La Plataforma Trans ha celebrado este paso parlamentario para acabar con la discriminación contra menores y extranjeros transexuales, si bien ha insistido en que no es suficiente, por lo que ha pedido al Parlamento que tramite con urgencia una ley integral de la transexualidad.