En declaraciones a los medios, el presidente del Gobierno ha resaltado que este tipo de proyectos colaborativos "siempre son una garantía de éxito", por lo que se comprometió a seguir apostando por estos programas. Clavijo agradeció a la Fundación su implicación "porque en la medida en que trabajemos de manera coordinada el sector público y el privado las cosas van a funcionar, y más en un sector como el de la construcción que está empezando a repuntar y que está demandando empleo y trabajadores cualificados".

En la visita también han estado el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez; el viceconsejero de Empleo, Emilio Atiénzar; la subdirectora de Formación del SCE, Dunnia Rodríguez; el presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, entre otros. El alcalde destacó que este proyecto "da en el clavo" porque ofrece una formación profesional y práctica que va a permitir a los participantes estar en mejores condiciones para encontrar un puesto de trabajo en el sector de la construcción, donde tanto la inversión privada como la pública "están repuntando", sobre todo en el campo de la rehabilitación.

Beatriz Hernández es directora de 'Añaza 2', uno de los programas de formación que está llevando a cabo la Fundación Laboral de la Construcción en el barrio capitalino junto con el SCE e Icavi. Este proyecto, de un año de duración, tiene como objetivo ofrecer formación teórica y práctica a un grupo de quince vecinos de Añaza, mayores de 30 años, sobre pintura decorativa en construcción.

El presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, añadió que una vez que estas personas terminan su periodo de formación, la propia patronal se ocupa de que puedan entrar a trabajar en empresas del sector. Resaltó, además, que los resultados de estos programas están siendo "espectaculares" en cuanto a participación e inserción laboral.

Uno de los participantes en el programa valoró que se trata de una "experiencia positiva" que, gracias a la parte práctica, le permite obtener más conocimientos, mayor experiencia y rapidez a la hora de organizar el trabajo y, sobre todo, recualificarse, ya que si bien antes había trabajado en la construcción, nunca pintando.