Un juez ha citado a declarar como investigada a la concejal de la CUP en Barcelona Maria Rovira a raíz de una denuncia por acusar a los Mossos d'Esquadra de haber "ejecutado extrajudicialmente" a los terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils (Tarragona) durante un pleno municipal.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 29 de Barcelona acuerda abrir diligencias a raíz de las declaraciones de Rovira y citarla a declarar como investigada el próximo 8 de febrero.

El magistrado ha abierto diligencias por las afirmaciones de la concejal de la CUP a partir de las denuncias presentadas por varios sindicatos policiales ante la Fiscalía, que tras estudiar el caso ha decidido llevarlo al juzgado para que investigue a Maria Rovira por un delito de injurias a los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Además de citar a la investigada, el juez ha requerido al Ayuntamiento de Barcelona que le remita lo antes posible una copia del acta de la sesión plenaria extraordinaria del Consell Municipal, celebrada el 8 de septiembre de 2017, si es posible adjuntando una grabación en video del mismo.

En ese mismo pleno, el Ayuntamiento de Barcelona concedió la medalla al mérito cívico a los Mossos y la Guardia Urbana por su papel en los atentados del pasado mes de agosto

En el marco de ese pleno, en el que el Ayuntamiento de Barcelona concedió la medalla al mérito cívico a los Mossos y la Guardia Urbana por su papel en los atentados del pasado mes de agosto, Rovira lamentó que no se hubieran tenido en cuenta las "ejecuciones extrajudiciales" de los terroristas y acusó a la Guardia Urbana de ser el brazo ejecutor del racismo institucional.

Denuncia del Sindicato de Policías

A raíz de esas afirmaciones, el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) presentó ante la Fiscalía de Barcelona una denuncia en la que acusaba de injurias a la concejal de la CUP, al entender que su único propósito era "desprestigiar al cuerpo de Mossos d'Esquadra" y a los agentes que abatieron a los terroristas.

Según la denuncia del SPC ante la Fiscalía, presentada por los abogados Javier Aranda y Sandra Melgar, las declaraciones de Rovira en el pleno tenían "la clara intención de injuriar y atentar contra la dignidad de la propia institución y la de los agentes actuantes en los atentados, en un momento en que, precisamente, la sociedad estaba valorando positivamente su actuación en los hechos descritos".

Además del SPC, en la causa abierta contra Rovira están personados la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y el Sindicato de Agentes de la Policía Local.