La cinta, dirigida por Jordan Peele, fue número 1 en su estreno en Estados Unidos hace tres semanas y con más de 111 millones de recaudación hasta la fecha, se ha convertido en un fenómeno con reconocimiento unánime de público y crítica.