La rueda de prensa de Luis Enrique tras la victoria de su equipo ante el Valencia tuvo un tono más distendido de lo habitual cuando del técnico asturiano se trata. Y todo fue gracias a la cabezadita del periodista de la CBS Steve Futterman, que eligió el momento de las preguntas al entrenador del Barcelona para quedarse traspuesto. Y claro, Luis Enrique le pilló...y llegó el cachondeo. "Buenos días, ¿cómo estamos?".