En las horas previas al clásico entre Real Madrid y FC Barcelona, llama la atención esta imagen aparecida en la Ciudad Condal. Son Leo Messi y Cristiano Ronaldo fundidos en un abrazo y dándose un beso en la boca. Una impactante obra de un artista callejero que quiere restar tensión a un encuentro que acostumbra a ser muy tenso.