Un coche en el que viajaban cuatro personas evitó por poco ser arrollado por un tren de alta velocidad después de romper la barrera de seguridad de un paso a nivel en Koszalin, Polonia. Ninguna de las personas que se encontraban en el coche ha sufrido ningún daño, sin embargo, el vehículo sufrió un golpe en la parte trasera.