Este sábado, un hombre ha muerto abatido por la Policía tras robar el arma a un soldado de vigilancia antiterrorista en el aeropuerto de Orly, en París. El sospechoso se había refugiado en un comercio del aeropuerto. La terminal ha sido parcialmente desalojada. Todos los vuelos de entrada y salida a París se encuentran temporalmente suspendidos y se ha ordenado a los pasajeros que permanezcan en los aviones que aguardan el despegue.