Pablo no ha dejado que el síndrome de Down se interponga en su camino de convertirse en actor y en ser el primer graduado universitario en Europa.