La irresponsabilidad que se ha convertido en algo muy habitual en nuestras carreteras ya tiene nombre: 'síndrome del carril izquierdo'. La sanción por circular por el carril inapropiado supone 200 euros.