El ministro del Interior, Rafael Catalá, se ha mostrado hoy convencido de que los Mossos d'Esquadra defenderán "el interés general y los derechos de los ciudadanos". "Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están al servicio de la ley y de los ciudadanos y no al servicio de un gobierno, y menos de un gobierno de radicales que quiere incumplir las normas", ha dicho. Catalá ha realizado estas declaraciones poco antes de hacerse pública la dimisión del director general de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle.