En el descansillo de la tercera planta de una vivienda en el madrileño barrio de Villaverde ha aparecido un hombre de 39 años apuñalado que fue atendido por el 112 tras el aviso de un vecino.