El temporal de frío que ha afectado a la ciudad de Nueva York ha provocado situaciones curiosas, como la vivida en la estación de Rhinecliff-Kingston, al norte de la ciudad de los rascacielos, donde un 'tsunami de nieve' ha cubierto a algunos pasajeros que esperaban un tren local.