El Mi5 es un ambicioso smartphone del fabricante chino Xiamoi, que integra, tras una pantalla de 5,15 pulgadas, el procesador mas potente del mundo* (medido con antutu) el snapdragon 820, escáner dactilar y sólida construcción de metal y cristal, por un precio anunciado de 300 euros aunque realmente se acercará a los 400.