Siete generaciones después Samsung pone en el mercado un smartphone Android que parece contentar a todos: el Galaxy S7 y S7 edge. Tras el cambio de rumbo del S6 que abandono definitivamente el plástico e incorporó una exclusiva pantalla curvada, el Galaxy S7 aterriza mejorando todos aquellos detalles que el S6 no había resuelto adecuadamente.