Es lo más parecido al sistema de videovigilancia de un banco o una joyería. Pero para observar el cambio climático. El satélite VENuS analizará la evolución de 110 lugares de todo el mundo; una cuarta parte, en Estados Unidos. En ellos examinará el impacto del ser humano sobre la vegetación, el agua y los flujos de carbono. El Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia ha presentado en París esta misión, que realiza en colaboración con la Agencia Espacial de Israel.