La Xbox One S fue la única renovación de consola de videojuegos que pudimos ver en el último E3. Mientras los rumores sobre una nueva PS4 se consolidan, los de Microsoft ya han sacado a la venta su nuevo modelo, que se prepara para la campaña de navidades con un buen puñado de mejoras con respecto a la anterior Xbox One.